HERNIA de DISCO (¿qué es y cómo se trata?)

En este post vamos a ver qué es la hernia de disco (o hernia discal), así como cuáles son algunas recomendaciones y tratamientos disponibles, para todo el que busque Fisioterapia en Querétaro.

¿Qué es?

La hernia de disco hace referencia a un problema con una de las almohadillas suaves (discos) que se encuentran entre los huesos individuales (vértebras) que se apilan y conforman la columna vertebral.

El disco vertebral tiene un centro blando y está recubierto con un revestimiento externo más duro.

Se produce cuando...

La hernia de disco se produce cuando parte  del material más blando se escapa e irrita los nervios de alrededor, causando dolor, entumecimiento o debilidad de un brazo o una pierna.

¿Cuáles son algunos síntomas?

La mayor parte de las hernias de disco se producen en la zona más baja de la espalda (región lumbar), aunque también se pueden producir en el cuello (región cervical).

Entre los diferentes síntomas se encuentran:

Dolor en brazos o piernas.

Si la hernia de disco se encuentra en la zona baja de la espalda, sentirás dolor más intenso en glúteos, muslos y pantorrillas. Si la hernia se encuentra a nivel del cuello, el dolor será en hombros y brazos. El dolor se puede volver más intenso al realizar ciertos esfuerzos como cuando estornudas o toses.

Entumecimiento.

Las personas que presentan una hernia de disco, por lo general llegan a sentir adormecida una zona o incluso sentir hormigueos en alguna región, los cuales se pueden sentir en cualquier momento del día o en gran parte del día.

Debilidad.

Los músculos que están conectados a los nervios afectados por la hernia de disco tienden a debilitarse. Esto puede hacer que te tropieces o sientas que te falta fuerza al levantar o sostener objetos.

¿Cuáles son las causas?

Por lo general, las hernias de disco son resultado del envejecimiento normal, es decir, cuando envejecemos, los discos vertebrales pierden agua lo que conlleva a que sean más propensos a desgarros o rupturas al realizar un esfuerzo o giro.

En ocasiones, el levantar de manera inadecuada un objeto grande  y pesado haciendo mayor esfuerzo en la espalda puede producir una hernia de disco. También existen casos de situaciones traumáticas como una caída o un golpe que pueden ocasionar una hernia de disco.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • Peso. El sobrepeso y la obesidad son factores que te predisponen a una hernia de disco. Esto porque la mayor parte de la grasa se acumula en la región abdominal causando debilidad en los músculos del abdomen. En este caso, todo el esfuerzo lo realizarán los músculos de la espalda, que en ocasiones  no son lo suficientemente fuertes para realizar el esfuerzo requerido.
  • Profesión. Algunas profesiones requieren mayor exigencia física como levantar, tirar o empujar objetos muy pesados, inclinarse de costado o girar en múltiples ocasiones. Estas acciones pueden aumentar el riesgo de sufrir una hernia de disco.
  • Género. Los hombres entre 30 y 50 años de edad tienen más probabilidad de sufrir una hernia de disco.

¿Cuál es el tratamiento?

Antes de realizar cualquier tratamiento, es necesario acudir con tu médico, ya que éste realizará el diagnóstico y te ayudará a tomar la decisión sobre qué tratamiento es mejor para tu caso.

Hay tratamientos conservadores como lo son:

- medicamentos antiinflamatorios.
- terapia física.
- inyección epidural de esteroides.

El tratamiento quirúrgico es necesario hasta en el 10% de los casos, y sólo se realiza bajo ciertas condiciones que debe cumplir el paciente.

Hoy en día, la cirugía se considera bastante segura y después de la cirugía, vendrá el tratamiento rehabilitatorio.

¿Cuáles son algunas recomendaciones?

A toda la población en general se le recomienda adoptar y mantener estilos de vida saludables como una dieta equilibrada y actividad física regular.

Tomar medidas de higiene postural al realizar tus actividades cotidianas y laborales ayudará en la prevención de hernias de disco, así como en su tratamiento.

¡No al reposo por mucho tiempo! El reposo prolongado o la inactividad se ha demostrado que perpetúa el dolor.

La acupuntura no se ha demostrado que tenga eficacia en el tratamiento del dolor ante una hernia de disco.

Es importante realizar ejercicio ya que éste acorta los días de incapacidad. El ejercicio realizado debe ser supervisado, ya que existe riesgo de  aumento del dolor por realizar actividades que promuevan la hernia.

¡Gracias por leer! Sólo te pido LIKE y COMPARTIR en Redes Sociales.

Ejercicios de Activación Física para ADULTOS MAYORES (de 70, 80 y más)

En este video encontrarás ejercicios de activación física para adultos mayores de 70, 80 y más años.

Son tres actividades que puedes realizar como parte de un plan de ejercicio individual o grupal dirigido a personas mayores, además, te comparto algunos consejos para elevar la dificultad en caso de tratarse de personas muy activas.

Si te gustó este contenido por favor compártelo y no dejes de suscribirte a mi canal. Llámame y agenda una cita si estas buscando FISIOTERAPIA en QUERÉTARO.

Consejos para mejorar la POSTURA frente a la COMPUTADORA

5 consejos para mejorar tu postura frente a la computadora

En muchos lugares de trabajo, la mayoría de las personas pasan su jornada laboral frente a la computadora, provocando dolor en cuello, hombros, espalda y muñecas.

Pero la prevención es mejor que la cura, y aquí te dejo 5 consejos para mejorar tu postura para que te sientas cómodo y productivo en tu oficina.

Consejo 1. Tu silla a tu medida.

Tu cadera debe estar en el asiento lo más atrás posible. Ajusta la altura de tu silla a tal nivel que tus pies estén en contacto completo con el piso y tus rodillas
a nivel de tus caderas.

Ajusta el respaldo de tu silla en un ángulo entre 100 y 110°, asegurando que tanto la parte superior como la inferior de tu espalda estén en apoyo completo. Puedes usar pequeños cojines o refuerzos lumbares si es necesario.

Por último, ajusta los descansabrazos a tal nivel que tus hombros estén relajados.  Si los descansabrazos te estorban, siéntete en confianza de retirarlos.

Consejo 2. Tu teclado a nivel adecuado.

Coloca el teclado directamente frente a tu cuerpo, además de colocarlo a una altura donde tus hombros estén relajados y tus muñecas y manos estén rectas (evitando
que se doblen en exceso).

Si es necesario, puedes usar reposamuñecas para evitar lastimar muñecas y manos.

Consejo 3. Tu pantalla donde no te daña.

La pantalla de tu computadora debe estar a la altura de tus ojos y de frente a ellos para mantener cabeza y cuello rectos. Girar el cuello para mirar la pantalla es uno de los errores más frecuentes y que pueden ser perjudiciales. La distancia ideal entre la pantalla y tu es de 40 centímetros aproximadamente.

Consejo 4. El brillo en tus ojos puede ser perjudicial.

Acomoda tu computadora de tal manera que el reflejo de luz que entra por las ventanas no lastime tus ojos, o que tengas que modificar tu postura para evitarla.

Además, puedes apoyarte de cortinas o persianas así como de filtros de pantalla para evitar la fatiga en tu vista.

Consejo 5. ¡A tomar un descanso!

Una vez que ya acomodaste tu estación de trabajo, es momento de usar buenos hábitos laborales. No importa que tan perfecta esté tu área de trabajo, las posturas estáticas por tiempos prolongados van a limitar el flujo sanguíneo y causarte estragos.

Por cada 30 minutos de trabajo hay que realizar estiramientos que duren 1 a 2 minutos. Después de cada hora de trabajo, es momento de tomar un descanso de 5 a 10 minutos. ¡Mantente en movimiento tanto como sea posible!

Consejo Extra.

El fisioterapeuta podrá mostrarte los ejercicios más adecuados para ti, además de tratarte la zona y evitar que te la lesiones. Aprovecha tus horas libres del día para reforzar la espalda con clases de Pilates o Espalda Sana.

Sigue estos sencillos consejos y juntos evitaremos lesiones y mejoraremos el rendimiento en tu puesto de trabajo.